Decoración

Elegir bien los colores para una habitación zen y acogedora

Un espacio personal, un refugio que podemos diferenciar del resto del hogar. Para crear un dormitorio único, lo mejor es respetar los valores y las asociaciones de colores. Aquí tienes algunos consejos sobre cómo utilizar una paleta de colores reducida para obtener el efecto decorativo más ajustado.

Guía práctica - 20 mayo 2015

Consejo 1

Relax

Da prioridad a los colores suaves, garantía de serenidad, y que iluminarán este espacio dedicado al descanso y los sueños.

Consejo 2

Iluminar

Privilegia la luz. Los tonos pálidos y frescos favorecen el descanso y el sueño. Los rosas empolvados, los azules claros, los grises suaves, los verdes kakis o los beis oscuros son el tipo de colores perfectos para las personas a las que les guste acostarse temprano.

Consejo 3

Atreverse

A pesar de estos consejos, no te olvides de los tonos más fuertes y oscuros, que consiguen darle a la habitación un toque íntimo y más acogedor. Los amantes de la noche seguro que elegirán las tonalidades más oscuras.

Consejo 4

Con moderación

Otra solución posible es atreverse con la intensidad en un solo toque. Una pared entera, una raya, el cabecero de la cama o un armario empotrado pueden ser los elementos perfectos a los que aplicar este toque de color más profundo.

Consejo 5

Al compás

Encuentra el equilibro masculino-femenino. Oscuro por un lado y claro por el otro. Es importante que la atmósfera de una habitación se apoye en una mezcla de los dos.

Consejo 6

Cambiar las perspectivas

Aprende a combinar los colores para jugar con las proporciones de la habitación y corregir algunos defectos como, por ejemplo, un techo con demasiada altura.

Consejo 7

Matices

Si lo que quieres es destacar algunos detalles, como la puerta, al alcoba, el marco de la ventana o un rincón con estanterías, los tonos vivos sobre una pared blanca harán que estos elementos resalten. Si lo que quieres es lograr el efecto contrario, aplica un color solamente sobre una pared y atenúa así los volúmenes.

Consejo 8

Creatividad

Si tienes ganas de experimentar y de dar rienda suelta a tu imaginación con los colores, pruébalo en la habitación de invitados.

Consejo 9

Niños

En las habitaciones de los más pequeños no te limites a utilizar solo colores chillones y saturados como los de los juguetes. Haz partícipe a tu hijo cuando vayas a elegir la pintura, siempre priorizando los colores suaves y relajantes.

Consejo 10

Evolutivo

Para los adolescentes es mejor combinar los colores más suaves con los más enérgicos. Lo ideal es elegir una pared y aplicar en ella un color dinámico que podrás volver a pintar si los gustos evolucionan.

En sumario

Todo es cuestión de equilibro. Hay que encontrar la armonía entre noches tranquilas y mañanas llenas de energía.

Lo ideal es hacer pruebas directamente en la pared antes de decidirse por un color.

Y por último, intenta siempre guardar una muestra del color en papel con el nombre preciso y, si es posible, algún bote con pintura, por si hay que dar un retoque.

Aprenda mas