Decoración

En el color…¡todo está permitido, aunque no todo queda bien!

Hoy en día, con tanto lugar para la creatividad, parece que podemos combinar todos los colores y estampados. Pero hay que tener cuidado: a veces está bien dar marcha atrás y recordar las reglas básicas a la hora de mezclar colores. Aquí tienes algunas pautas que evitarán que cometas errores en materia de asociación y decoración.

Guía práctica - 2 junio 2015

Consejo 1

Seleccionar

¡Hoy en día es posible crear 16 millones de colores! Así que el primer paso que hay que seguir cuando vayamos a decorar nuestro hogar es definir bien una gama limitada de colores para cada estancia. Tres o cuatro como máximo, que combinen todos bien entre ellos.

Consejo 2

Adaptar

Dependiendo del tipo de habitación, escogemos colores más o menos intensos y saturados. Esta elección también la hacemos en función de la atmósfera que queremos conseguir.

Consejo 3

Colores fuertes

Los colores primarios y los contrastes muy marcados crean un ambiente con mucha energía y fuerza. Estos los reservamos para estancias en las que pasamos más tiempo, como el comedor o el salón, y sin pasarnos.

Consejo 4

Tonos claros

Consiguen crear una atmósfera mucho más suave y, muchas veces, más armoniosa.

Consejo 5

Coherencia en el interior

Ahora te toca a ti definir el ambiente que quieres para cada habitación de la casa y en el conjunto. No pienses en cada espacio como algo independiente y separado del resto. Imagínate el interior de tu hogar como un todo.

Consejo 6

Círculo cromático

Volvemos a los básicos para encontrar las mejores combinaciones: los claroscuros, los degradados o los colores complementarios, todos son una buena opción para no cometer errores. No des por hecho que es algo fácil, y la mayoría de las veces nos salva la vida.

Consejo 7

El buen trío

Podemos empezar combinando dos colores de pintura, que luego casaremos con un tercero que estará presente en los diferentes accesorios de la decoración.

Consejo 8

Tendencias

Déjate inspirar por las revistas, recorta y crea tus tablones de colores para encontrar las tonalidades que mejor quedan. Eso sí, no te olvides de que la pintura en la pared está hecha para durar y que las modas son pasajeras.

Consejo 9

Escucha

Intentamos recabar el máximo de información y de detalles sobre el espacio que queremos pintar y la decoración que queremos poner antes de ir a comprar los colores definitivos. El mejor momento para pedir consejo a los dependientes.

Consejo 10

Muestra

Guarda como oro en paño una hoja en la que pintes grandes cuadrados con cada color y en la que marques la referencia de cada pintura. Y si puedes, guarda también un pequeño bote de la pintura por si hay que retocar algo de vez en cuando.

En sumario

Haz pruebas con las muestras que se pueden encontrar en cualquier superficie que venda este tipo de productos.

Recuerda que la pintura en la pared tendrá siempre un color más oscuro que en la muestra.

Aprenda mas