Decoración

Restaurar y modernizar un mueble antiguo

¿Quién no ha caído rendido ante el encanto de un sillón de época o de un escritorio antiguo en una tienda de antigüedades o un mercadillo de segunda mano? Para que la experiencia sea un éxito, compartimos contigo algunos consejos prácticos para tratar este tipo de muebles y conseguir que se integren perfectamente con el resto de la decoración. 

Artículos - 29 marzo 2017


¿Cómo empezar con el DIY o “hazlo tú mismo”?


Lo primero es escoger el mueble adecuado, que combinará con el resto de tu decoración y podrás personalizarlo como quieras. Para los principiantes del “Do It Yourself”, es mejor comenzar por piezas fáciles, como las lámparas, pequeños accesorios y los elementos independientes. Y es que renovar un armario antiguo puede ser un proceso muy largo, que necesita el espacio de trabajo y las herramientas apropiadas. Opta por muebles que estén en buen estado y piensa en su integración con el resto de la decoración antes de comprarlos. Para hacerte una idea de cómo quedará la distribución interior, puedes utilizar nuestro programa de diseño en 3D para realizar planos en 3D gratis de una habitación o de la casa entera. Así, sabrás dónde colocar el nuevo mueble personalizado por ti.

Renovated furniture 2

Restaurar un mueble se puede resumir en tres etapas sencillas: limpieza, reparación y decoración. Para comenzar, límpialo concienzudamente para eliminar cualquier resto de polvo. La siguiente etapa, la de reparación, es la más complicada. Consiste en diagnosticar los problemas del mueble y solucionarlos. Haz una lista con todo lo que hay que reparar y síguela paso a paso: cerradura que falta, puerta desnivelada, pata coja, etc. En Internet, encontrarás una gran cantidad de tutoriales para guiarte con la restauración de tu mueble antiguo. Por último, la decoración es la etapa más interesante de una restauración: puedes escoger entre pintura mate o brillante, o simplemente darle una capa de barniz.

5 consejos para personalizar un mueble antiguo

1 . Monocromático

Pintar el mueble es la opción más sencilla. Tienes que pulir la superficie antes de aplicar un apresto específico y luego dos capas de pintura con el acabado que más te guste: mate, satinado o lacado. El color verde agua aporta inmediatamente un toque escandinavo a un escritorio o un mueble para la televisión.

2 . Sencillez

La tendencia es el minimalismo. Si el mueble está en buen estado o si te gusta tal cual está, puedes barnizarlo ligeramente. Las estanterías y los archivadores industriales, por ejemplo, pueden dejarse en su estado natural para dar un toque industrial a tu decoración.

3 . Accesorios elegantes

Para personalizar el mueble, puedes cambiar las patas ornamentadas o los tiradores y poner accesorios que se adapten más a tu estilo. Por ejemplo, en una decoración zen opta por las formas simples y puras, con materiales naturales, como la madera o el metal.

4 . Un mueble, dos funciones

Opta por dividir el mueble para que se adapte mejor a tus necesidades. Por ejemplo, fija las baldas de un tocador antiguo a la pared de tu habitación y utiliza las patas para crear un escritorio o una mesa pequeña.

5 . Inspiración de época

Si quieres que la renovación sea todo un éxito, céntrate en el estilo original del mueble. Si has optado por un aparador de los años 50, píntalo en un color pop y recubre los estantes con un papel pintado de lunares.

Aprenda mas