Decoración

Los revestimientos de fibras vegetales, una tendencia ecológica a tener en cuenta

Los revestimientos de fibras vegetales son sinónimo de un interior saludable y una decoración que marca tendencia, además de ser muy naturales. Descubre con nosotros los grandes clásicos de la decoración ecológica y las novedades del mercado, tanto para interior como para exterior.

Artículos - 26 julio 2016


Elige el revestimiento en función del uso que vayas a darle


Los revestimientos de fibras vegetales trenzadas, como el sisal, el junco, el coco o el bambú quedan muy bien en interiores. Se han modernizado con respecto a los modelos que se vendían hace unos años y ahora cuentan con una base de látex o de fieltro para mitigar el ruido de los pasos y disminuir el desgaste del material. El sisal, suave y con un acabado estético, es el más adecuado para espacios interiores, sobre todo si has optado por una decoración moderna con un estilo minimalista o acogedor. La mayoría de fabricantes han renovado su oferta y disponen de una gran variedad de colores, que varían desde los tonos sobrios, como el topo o el marrón chocolate, hasta los motivos de inspiración étnica. El coco es un material resistente y económico, perfecto para las zonas de paso. Y si no, también están el corcho y el bambú, que se pueden comprar en forma de baldosas y además son muy fáciles de poner. Además, al no pudrirse son perfectas para instalarlas en los lugares más húmedos, como el baño o el cuarto de la lavadora.

Revetement Secondaire

Los revestimientos de fibras vegetales también son una gran opción para decorar la terraza. De hecho, el bambú y el junco se utilizan tanto en interior como en exterior, ya que tampoco se pudren. Escoge un revestimiento con dibujos, ikat o grabados para darle un toque de modernidad y conseguir un estilo muy fresco. Atrévete a combinar colores y estampados y ¡disfruta con la decoración de tu terraza! Opta por un mobiliario de exterior en ratán o de mimbre para acentuar el toque bohemio y acogedor. Los revestimientos de fibras vegetales también se pueden poner en vertical utilizando el cañizo como malla de ocultación o un enrejado de bambú para colocar enredaderas. Si quieres crear una decoración a medida, echa un vistazo a nuestro simulador en 3D para el hogar y realiza tus planos en 3D gratis antes de ponerte manos a la obra.

5 trucos para elegir un revestimiento de fibras vegetales que se adapte a tus necesidades:

1 . El lugar donde vas a colocarlo

Antes de elegir un revestimiento, tanto si es de fibras vegetales como de otro material, hay que tener en cuenta el uso que queremos darle. En un espacio de mucho paso, es mejor optar por materiales resistentes y de fácil mantenimiento.

2 . El mantenimiento

Algunos revestimientos de fibras naturales no son anti-manchas, así que para los espacios en los que sea necesario limpiar a menudo, como la cocina, es mejor elegir baldosas estratificadas.

3 . El presupuesto

En las tiendas encontrarás rollos de junco o de sisal a partir de 2 €/m² aproximadamente, así que es una opción decorativa muy económica. Sin embargo, el precio del bambú, ya sea en rollo o en baldosas, puede subir hasta los 20 o los 30 €/m², según el modelo y el color.

4 . La colocación

Las losas son muy fáciles de poner, pero los rollos son más baratos porque soportan mejor el paso del tiempo, especialmente en espacios pequeños.

5 . El estilo

El revestimiento de fibras vegetales que elijas te acompañará durante muchos años, así que lo mejor es optar por un estilo sobrio y un color que combine con el resto de la decoración del espacio. ¡No pierdas la perspectiva y evita comprar algo que sea muy complicado de combinar!

Aprenda mas