Ampliación

Revalorizar los espacios secundarios

Aprovechar cada metro cuadrado es una necesidad en muchos hogares de dimensiones reducidas. Hoy en día, a cada pequeño espacio se le encuentra una utilidad para hacer más fácil la vida diaria. Te damos algunos consejos antes de que te lances a realizar estos acondicionamientos que requieren de grandes dosis de precisión.

Artículos - 1 junio 2015

Es esencial definir bien la ecuación formada por tus necesidades y el espacio reducido que quieres utilizar. No tiene sentido pensar que vas a instalar la lavandería de tus sueños en un simple pasillo. Por contra, puedes crear soluciones de almacenamiento totalmente adaptadas que te permitirán guardar toda tu ropa de hogar.

No necesitas más que instalar una estancia adicional en la terraza del salón. Acogerá sin problemas un pequeño rincón de juegos, perfectamente diseñado para que los niños que comparten habitación cuenten con zonas separadas donde estar durante el día. Por otro lado, si no dispones de espacio para crear un estudio cerrado, siempre podrás encontrar el modo de integrar un área de trabajo eficiente en un pequeño espacio secundario.

También puedes decidir jugar únicamente la carta de la decoración y utilizar un espacio secundario para llevar a cabo tus ideas más atrevidas. Puedes usar un rellano como un sobrio espacio de exposición, con solamente una obra que te guste especialmente. Recuerda perfeccionar el conjunto con una iluminación adecuada y que resulte estética. En contraste con esta solución depurada, utiliza un rincón para aplicar los colores o un papel pintado que no te atrevas a usar en otros espacios más grandes de la casa. En los espacios pequeños no olvides que los accesorios bien elegidos son elementos esenciales. Una suspensión o un espejo grande darán profundidad y luminosidad a los espacios que carezcan de ellas.

Los 5 trucos para mejorar tu acondicionamiento

1 . A medida

Para aprovechar al máximo el espacio, es la mejor y, a veces, la única solución. Puedes contratar a un profesional, que seguramente tendrá muy buenas ideas que proponerte, o diseñar tú mismo esta nueva instalación. Tómate tu tiempo para perfeccionar tus planes y, sobre todo, compártelos con tu entorno que, sin duda, tendrá interesantes comentarios que aportar.

2 . Focos

En el momento de realizar las obras, piensa detenidamente si será necesario instalar luces adicionales, algo que puede ser muy útil en un espacio pequeño. Si es un espacio cerrado, opta por una iluminación automática.

3 . Camuflaje

¿Este nuevo espacio será abierto o cerrado? Las opciones son múltiples. Si has organizado una zona de almacenamiento, será mejor que añadas unas puertas para finalizar el conjunto. En el caso de un rincón de trabajo o de un área de juegos, puede ser interesante encontrar un sistema que permita dejar las puertas abiertas durante el uso y cerrarlas en cualquier momento. Por último, si has diseñado cuidadosamente un bonito rincón de lectura, tiene más sentido que permanezca abierto para poder disfrutarlo plenamente.

4 . Armonía

¡No significa monotonía! La decoración de este nuevo espacio debe combinar con el resto de tu hogar, siguiendo los mismos colores o, si buscas contraste, usando tonos más fuertes. Es todo una cuestión de estilo.

5 . Adaptación

Invertimos en estos lugares para, al final, poder aprovechar este nuevo acondicionamiento. Por eso es necesario cambiar inmediatamente tus hábitos para utilizar el nuevo espacio.

Aprenda mas