Cocina

Escoger los colores de la cocina

La cocina es el corazón de nuestro hogar, por lo que merece la pena cuidar su decoración. ¿Colores fríos, cálidos o neutros? Todo es posible, siempre y cuando se respeten algunas reglas de interiorismo. Compartimos contigo algunas ideas para pintar la cocina.

Artículos - 14 febrero 2017


Dos conceptos diferentes de cocinas en tendencia: los tonos fríos y los tonos cálidos


Colores fríos.
Muy actuales, los tonos fríos se integran especialmente bien en las cocinas contemporáneas organizadas en torno a una isla central. Puedes optar por tonalidades variadas como, por ejemplo, contrastar el gris con unos muebles blancos lacados o el verde azulado, que destacará las cocinas de madera. El color topo también es muy popular entre los diseñadores, por su capacidad para integrarse en cualquier ambiente, y se puede utilizar tanto en la encimera como en los muebles. Si la cocina es de un color intenso, como el rojo, el negro o el azul oscuro, lo mejor es dejar las paredes blancas para agrandar visualmente el espacio.

Couleurs cuisine 2

Colores cálidos.
Las tonalidades cálidas combinan bien con las cocinas tradicionales, aunque también se pueden utilizar en espacios más modernos. Aunque la cocina en rojo ladrillo está ya un poco vista, sigue siendo una buena idea para dar vida a este espacio. Si buscas algo más original, los colores como el rosa, el parma o el fucsia son perfectos para crear un estilo de cocina vintage. Una tonalidad naranja puede ser una buena opción si te gustan los colores fuertes que no sean una moda pasajera. En este caso, opta por muebles naturales, especialmente de madera. Por último, evita el blanco roto y otros derivados del beige en la cocina ya que, lejos de crear un ambiente acogedor, lo que hacen es resaltar las manchas y la antigüedad de la pintura.

5 consejos para elegir un color que no pase de moda:

1 . Sobriedad

Por lo general, nos cansamos rápido de los estampados recargados y los colores vivos. Para evitarlo, opta por tonalidades menos atrevidas y degradadas en varios tonos para poder variar. Por ejemplo, el gris se transforma en antracita, con purpurina, mármol, jaspeado y hasta metalizado.

2 . Los grandes clásicos

El blanco, el azul grisáceo claro y el ocre son colores atemporales. Para darles un toque actual, combínalos con accesorios coloridos o texturas originales, como una encimera de acabado brillante o unas puertas de cristal mate.

3 . Juego de contrastes

¿Te encantaría tener una cocina fucsia pero no te atreves? Opta por pintar de este color solo una parte de la cocina y crea un contraste sorprendente del que no te cansarás. Por ejemplo, puedes pintar en este color los muebles o los marcos de las puertas, en lugar de toda la estancia.

4 . Cambio de look

Aprovecha las obras para darle un nuevo aire a tu cocina cambiando los tiradores de los muebles o pintando las puertas. Te dará la sensación de que se trata de un espacio nuevo y te habituarás antes al color de las paredes de la cocina.

5 . Nuestro consejo

Utiliza un programa de diseño en línea para crear planos en 3D de tu futura cocina. También podrás ver el efecto que produce la nueva pintura y asegurarte de que el resultado final te gustará.

Aprenda mas