Decoración

Como en la moda, cada temporada tiene sus colores.

Sabemos que no es posible cambiar de sofá como de zapatos, pero sí que podemos adaptarnos a las temporadas para darle un toque fresco a la decoración e incorporar las tendencias del momento.

Artículos - 26 mayo 2015

   

Antes de nada, esta es una buena forma de seleccionar y de organizar un poco la decoración. La limpieza profunda primaveral no es suficiente. No debemos limitarnos a sacar los armarios y cajones, sino también atrevernos a tomar cartas en el asunto y deshacernos de esa acumulación de figuras, revistas y pequeños objetos que muchas veces nublan y entorpecen que nuestra decoración luzca en todo su esplendor.

De paso, podemos quitar esas piezas que ya no queremos. Una lámpara, alfombra u otro objeto que hemos tenido durante varios años y que nos gustaría reemplazar por algo más actual. Como en la moda, cada vez hay más tendencias fuertes en la decoración. Corrientes que muchas veces pasan rápidamente. Así que si quieres invertir en nuevos elementos, tendrás que aprender a contenerte: antes de comprar los objetos más importantes, asegúrate de que las ganas no son solamente fruto de la moda del momento.

Aquí tienes cinco consejos para adaptar la decoración a las diferentes estaciones del año.

1 . Invierno

Hacemos hueco para meter lo que compremos en las rebajas de enero, pero entramos en calor con algo que nos recubra en el sillón. Atrévete con la piel sintética: ya sea en manta, cojín o para cubrir un puf. El último toque, una vela que nos traiga el aroma de Navidad para entrar en el ambiente.

2 . Primavera

Es la hora de la gran limpieza y de vaciar cajones, un toque fresco que te dará ganas de dejar abiertas todas las ventanas. Dejamos entrar la luz y sacamos las plantas al balcón. Para darnos un aperitivo antes del verano, podemos colgar fotos bonitas de algunas vacaciones. Es el momento ideal para dar con el accesorio decorativo perfecto, un cojín con los colores del momento.

3 . Verano

Ganas de ligereza, depuramos la decoración y volvemos a guardar algunos objetos durante algún tiempo. Le damos todo el protagonismo a las flores, tanto en cuadros como en maceteros, son la sensación de la estación.

4 . Otoño

Nos aclaramos las ideas y preparamos la decoración para la vuelta a la rutina. Ordenamos todo para empezar con buen pie la temporada y, como recompensa, podemos adquirir una nueva lámpara de escritorio o bonitas libretas de trabajo.

5 . Stocks decorativos

Como para Navidad, lo ideal es hacerse pequeñas reservas decorativas para cada estación y así ir variando al cabo de tres meses.

Aprenda mas