Luz

10 reglas para una iluminación perfecta

Una buena iluminación puede resaltar la decoración y transformar la atmósfera de tu hogar. Compartimos contigo 10 reglas básicas que te permitirán dominar los efectos de la luz en tus estancias. Ofrecer más luminosidad y crear un ambiente agradable: ¿cómo conseguir una buena iluminación? La luz le dará protagonismo a tu decoración. Una iluminación mal pensada enfriará la atmósfera de la estancia.

Guía práctica - 18 mayo 2015

Consejo 1

Prever

Piensa en la iluminación antes de terminar la decoración para integrar todo el cableado eléctrico, los enchufes e interruptores y los variadores en sitios estratégicos.

Consejo 2

Varios puntos

Comprueba que tienes cubiertos los 4 ejes principales de iluminación: iluminación general, iluminación puntual, iluminación funcional e iluminación decorativa.

Consejo 3

Directo

Proyectados en una superficie definida, los rayos de luz resaltan la zona u objeto que iluminan. Este efecto es muy decorativo pero, atención, una iluminación directa muy fuerte puede deslumbrar y crear zonas intensas de sombra. La luz indirecta ilumina toda la estancia de manera suave.

Consejo 4

Al gusto

Imagina dos ambientes bien distintos. Uno suave y tamizado por los momentos de tranquilidad. El otro más intenso para los momentos más intensos. Para eso, puedes utilizar bombillas de luz amarilla o roja, que darán una sensación cálida. Al contrario, las bombillas blancas o azuladas lograrán una impresión de frescura.

Consejo 5

Suave

Evita que las luces deslumbren disimulando la fuente de luz. Puedes ponerlas en los rincones o utilizar bombillas recubiertas de filtros o de apliques. También hay que respetar las indicaciones que vengan en la lámpara.

Consejo 6

Buena elección

Las lámparas incandescentes van a desaparecer y los halógenos consumen demasiada electricidad. Puedes optar por una bombilla fluorescente compacta que consume menos pero que genera unos rayos electromagnéticos. O la bombilla LED, que es mucho más eficaz y consume menos, aunque tenga un precio alto.

Consejo 7

Alternativa

Olvidemos el clásico plafón porque muchas veces lo único que consigue es encoger la habitación ofreciendo una luz uniforme. Son mejor las lámparas en las que duplicamos la luminosidad y en las que tenemos varios puntos de luz en la estancia.

Consejo 8

Enfocar las paredes

Eso, los apliques pueden funcionar bien, y pueden estar acompañados de bonitas guirlandas de luces que den un toque más suave.

Consejo 9

Apoyo

Sobre la mesilla de noche y el escritorio podemos prever una lámpara adaptada a la lectura o a la pantalla del ordenador. Un poco más retirada, sobre los muebles o en algún rincón, podemos añadir algún otro objeto luminoso para crear la atmósfera perfecta.

Consejo 10

Detalles

Recuerda siempre esas luces que te hacen la vida más cómoda. Como por ejemplo, en el armario y los cajones, así será más fácil tenerlo todo en orden. Encima de un espejo, en un pasillo o en el rellano, este tipo de luces son necesarias y facilitan el día a día al mismo tiempo que forman parte de la atmósfera general del hogar.

En sumario

Normalmente hay que calcular de 15 a 20 W para las estancias en las que pasamos más tiempo y de 10 a 15 W en los lugares de pasaje y los dormitorios.

Para jugar con las proporciones de una habitación con la luz, hay que recordar siempre que un foco de luz que va del suelo al techo agranda la estancia. Por el contrario, si tenemos un plafón como única lámpara, siempre nos va a parecer que la habitación es más pequeña.

Aprenda mas