Cocina

Acondicionar bien tu cocina

La cocina es, sin duda, uno de los espacios más importantes de una casa; pero también es uno de los más difíciles de imaginar a la hora de pensar en su diseño.

Artículos - 21 mayo 2015

Más que el tamaño de tu cocina, lo que importa es la función que le quieras dar. Debes definir bien de antemano si va a ser un lugar solo para la preparación de las comidas o si, por el contrario, será un lugar de reunión. Hoy en día, cada vez es más frecuente que la cocina sea un espacio de la vida cotidiana de la familia y un lugar en el que pasar tiempo con amigos. En ambos casos te recomendamos que tengas en cuenta las reglas del triángulo de actividad. Es decir, minimizar las distancias entre las tres zonas más utilizadas en la preparación de comidas: la zona de agua, con el fregadero y el lavavajillas; la zona fría, con el frigorífico y el congelador; y, finalmente, la zona de calor, con las placas de cocina y el horno. Los muebles y alacenas son, por tanto, esenciales para la organización de tu cocina. Tómate tu tiempo en revisar formas y materiales, ya que ahí residirá tu comodidad en el día a día. Después, piensa siempre en cómo almacenar los utensilios, objetos y aparatos eléctricos lo más cerca posible de su lugar de utilización.

Si deseas cambiar esta distribución, considera optar por muebles modulares. Cada vez más utilizados en todas las habitaciones de la casa, son un verdadero acierto en las cocinas que, a menudo, necesitan ser adaptadas. Para cada accesorio y aparato eléctrico es necesario establecer una lista de prioridades. Recuerda que debes prever una iluminación tanto para el ambiente general de la habitación como para iluminar correctamente la encimera.

Puede ser estándar o hecha a medida. Para todos estos acondicionamientos, asegúrate de seguir las reglas de seguridad en relación a la red eléctrica y el gas, la ventilación de la estancia y las normas anti-incendios, además de para prevenir accidentes domésticos, especialmente si tienes niños. Finalmente, queda por definir el estilo de tu cocina. Hoy en día, se decora con el mismo cuidado que el resto de habitaciones de la casa. Los colores y el material del suelo, el color de las paredes, el material de la zona de trabajo, el diseño de los muebles… Las opciones son ahora múltiples.

Cinco trucos para encontrar la disposición que más te conviene:

1 . Cocina con encimera lineal

Esta es una organización que se adapta a una cocina estrecha y cerrada o, por el contrario, a una integrada en otra sala. El espacio en esta disposición limitará la circulación a una sola línea, así que para reducir las idas y venidas lo más aconsejable es colocar en el centro la zona de agua y, a cada lado de ésta, la zona de calor y la zona fría. Si la estancia está cerrada, puedes poner una mesa o una balda plegable de pared frente a la encimera.

2 . Dos encimeras paralelas

En un espacio alargado pero ancho, ésta es la configuración más eficaz, ya que reduce al mínimo la distancia entre los tres lugares del triángulo de actividad. El espacio ideal entre las dos encimeras es de 1,20 m.

3 . La cocina en L

Se crea sobre dos paredes adyacentes de una cocina. Si alguna de ellas tiene una ventana, instala la zona de agua debajo. En la esquina es interesante integrar estantes fijados con torniquetes. Este tipo de cocina te permitirá añadir una zona de comedor.

4 . En forma de U

Abierta o cerrada, se adapta a espacios de todos los tamaños. Muy práctica, te permite tener todos los elementos y utensilios a mano. En el caso de una cocina abierta, una de las encimeras se puede utilizar como separación del resto de la estancia. Puedes, incluso, convertirla en un bar.

5 . Con una isla central

Requiere una gran cantidad de espacio, ya que la isla se añade a la instalación lineal en L o en U. Si deseas integrar en ella una zona de agua o la zona caliente, planifica bien las entradas de agua y electricidad en el momento de la implantación.

Aprenda mas